Entradas

Mostrando entradas de febrero 23, 2014
Imagen
SOLEDADES
A veces el amor es una soledad que comparte con otro desamparo su baúl en una gira por el norte de España. Suben  los dos a trenes sin estaciones termini y buscan el suicidio en unos besos de papel sin lengua, atormentados.
Duermen en camas king size dos por dos con edredones de cubitos de hielo. Sus disputas ahuyentan a las golondrinas y hay avisos de bomba por todo el edificio. Me hundes con tu tristeza, dice la soledad desguarnecida. A veces me merezco una sonrisa, reprocha el desamparo.
Luego, el silencio se sienta vestido de etiqueta y preside una mesa, donde no hay comensales. La arena del desierto alfombra los salones y se rasgan las fotos de un antiguo paseo por los puentes del Sena.
Tu soledad y la mía las hemos enganchado en el perchero.


(DE "LA CONJURA DE LOS SABIOS")



Se abrochó los pantalones vaqueros sobre las mallas, estremecido por el recuerdo. Sadhu... Los dos se habían apuntado a las clases de ballet del internado, al tiempo que exploraban sentimientos y emociones, exaltados por el secreto y la transgresión de toda norma. Descubrían el placer del amor y de la danza al ritmo de Chaikovski, sintiéndose diferentes y aun superiores al resto de sus compañeros. Los demás, obsesionados por el mundo femenino, tan ajeno al internado, buceaban en vulgares publicaciones y se enfrascaban en charlas groseras que no calmaban sus ansias ni su curiosidad. Sadhu y él se habían fabricado otro universo. Un mundo etéreo, presidido por la música, en el que hasta la lujuria tenía un halo de misticismo.


“Se venden hombres”, había voceado el anciano del sueño como una alusión directa a su vida, marcada por la frivolidad. En los escasos momentos de ocio, se había refugiado en sórdidas relaciones, despertando en camas prestadas …