Google+ Followers

3 de junio de 2014

COLLIURE


Un lugar escondido y silencioso
en las orillas de ese Mare Nostrum.

Sobre la lápida que llora tu nombre
un trapo tricolor
y en menuda cuadrícula de planas escolares
tus versos inmortales.
Letras emborronadas por la lluvia y el viento:
sexto C de María Auxiliadora,
quinto B del grupo Jaime Vera,
Silvia Ruíz de primero.
Escriben sobre un olmo derrotado,
marchito por contiendas fraternales,
o por un caminante que traza su camino.
El tuyo al escapar fue un último pasaje
escoltado en su barca por Caronte.

¿Duermes con este sol,
o es que andas platicando con las olas
de esa España, que es tierra de poetas?
Tu voz no se ha perdido,
tus versos los declaman las sirenas
de ese sitio recóndito y radiante
junto al agua calmada del Mediterráneo.


EL ESPEJO Me llevé el espejo de la abuela porque allí descubrí mis pechos expectantes ante el anuncio de la primavera. Dent...