Google+ Followers

20 de septiembre de 2014


GRITÉ TU NOMBRE



Grité tu nombre
 y me contestó el aire.
No te entiendo, me dijo.

Grité tu nombre
 y una estrella me susurró al oído:
No conozco a quien llamas.

Grité tu nombre
 y el agua me empapó sin responderme.

Grité tu nombre
 y la noche amaneció de pronto por no oírme.

Ya no grito. He callado.
Ya dejé de buscarte.



EL ESPEJO Me llevé el espejo de la abuela porque allí descubrí mis pechos expectantes ante el anuncio de la primavera. Dent...