Google+ Followers

16 de enero de 2015



EL BESO



Fue un beso nada más y nada menos,


repleto de promesas en silencio.


Un beso que fue puerta de otras vidas,

que inauguró mil posibilidades 

y selló los acuerdos y alianzas

sin límites ni firmas de por medio.


Un beso, una caricia inesperada,

que derritió la escarcha de las fuentes

y fue la primavera en pleno invierno.



Un beso nada más

y ahí, en la comisura de tus labios,

se paró el universo.

EL ESPEJO Me llevé el espejo de la abuela porque allí descubrí mis pechos expectantes ante el anuncio de la primavera. Dent...